Todas las enfermedades se pueden evitar, según algunos expertos en el tema de la medicina natural.  Involucra llevar una vida de buenos hábitos alimenticios y de ejercicio. Además de tener buena actitud hacia la vida, para que los problemas no se conviertan en estrés y se detone alguna enfermedad.

La realidad de nuestra sociedad es muy preocupante, ya que tenemos muy malos hábitos y esto ha ocasionado una epidemia de enfermedades y muertes a edades tempranas.  En este espacio de mi página quiero abordar el tema de las más comunes y posibles curas naturales.

 

En internet me encontré el siguiente artículo donde nos muestra las estadísticas de las principales enfermedades en México.

Padecimientos más frecuentes en México.

Según datos del Inegi y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las principales enfermedades en México son:

  1. Enfermedades del corazón. Si los latidos del corazón se interrumpen o son deficientes, se habla de una enfermedad cardiaca o cardiopatía, cuyas causas y tratamientos son tan diversos como los síntomas que presentan. Aunque se pueden prevenir, este conjunto de afecciones cobra la vida de 109 mil 297 pacientes al año en México.

  2. Diabetes. Caracterizada por alta concentración de azúcar en sangre (glucosa), debido a la incapacidad del organismo para aprovecharla, la diabetes se ha convertido en peligroso verdugo de la sociedad moderna, al grado que la mortalidad por esta causa supera las 85 mil defunciones al año.

  3. Cáncer. Este señalamiento abarca varios tipos de cáncer, entre los que se incluyen el cáncer de mama, cáncer cervicouterino o cáncer de pulmón, por ejemplo. Los síntomas y tratamiento dependen del tipo de afección y de lo avanzada que esté; aunque se han logrado importantes avances al respecto, lo cierto es que la cifra de vidas que cobra este trastorno supera los 73 mil casos anuales.

  4. Enfermedades cerebrovasculares. La cantidad de mexicanos que pierden la vida ante los padecimientos que afectan al corazón y vasos sanguíneos, por ejemplo, arteriosclerosis (el endurecimiento de las arterias dificulta la circulación de la sangre) o derrame cerebral (ocurre cuando una arteria cerebral se rompe) alcanza las 31 mil 902 víctimas. Si tomamos en cuenta que estas enfermedades se ven favorecidas por malos hábitos alimenticios y de estilo de vida, obesidad, hipertensión (presión arterial elevada), diabetes y niveles de colesterol alto, es de esperarse que la cifra de mortalidad siga en aumento.

  5. Enfermedades del hígado. Existen muchos tipos de afecciones hepáticas, algunas causadas por virus (hepatitis), otras debido al uso de medicamentos, venenos o toxinas, así como por ingerir demasiado alcohol (cirrosis). Cuando el trastorno no se atiende oportunamente, puede comprometer la salud y conducir a la muerte, de ahí que este conjunto de enfermedades represente una de las principales causas de mortalidad en México (33 mil 302 registradas en 2012).

  6. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica. El daño progresivo que sufre el sistema respiratorio de un paciente con EPOC disminuye su capacidad de inhalar aire y desencadena tos persistente, lo que puede manifestarse como bronquitis crónica o enfisema, cuya causa principal es el tabaquismo. De acuerdo con cifras del Inegi, los fallecimientos por enfermedades pulmonares obstructivas crónicas suman 18 mil 531 casos.

  7. Influenza. Provocada por virus, la influenza es infección respiratoria contagiosa que afecta nariz, garganta y pulmones originando una enfermedad leve o grave que incluso, lleve a la muerte. Según cifras oficiales, más de 15 mil 700 pacientes pierden la vida al año por esta causa.

  8. Afecciones originadas en el periodo perinatal (inmediatamente anterior o posterior al momento del nacimiento del bebé). Diarrea e infecciones respiratoriasagudas representan peligrosos trastornos para la población menor de 5 años, a tal grado que resultaron fatales para 14 mil 330 infantes en 2012 según datos del Inegi.

  9. Enfermedades del riñón. Cuando los riñones no eliminan impurezas eficientemente aparece la insuficiencia renal, afección que obliga al paciente a requerir otros procedimientos para retirar los elementos tóxicos de la sangre (diálisis, por ejemplo) y que en el país causa 12 mil fallecimientos al año.

  10. Obesidad. En los últimos años ha crecido en forma alarmante el número de personas con exceso de peso, especialmente entre los niños, por lo que según la UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), México ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, y el segundo en obesidad en adultos (precedido sólo por Estados Unidos).  

 

Hábitos saludables pueden reducir enfermedades de los mexicanos.

A medida que aumentan los límites de las expectativas de vida, aparecen también más indicios de que las enfermedades comunes en México no son provocadas por el envejecimiento, sino por fumar, beber demasiado alcohol, sufrir obesidad, sobrepeso o llevar hábitos de vida en los que el control de la presión arterial brilla por su ausencia.

La buena noticia es que la posibilidad de evitar los trastornos señalados está al alcance de todos: prevención. En este sentido, las recomendaciones de los médicos pueden resumirse en 5 puntos que nos ayudarán a permanecer en este planeta el mayor tiempo posible y disfrutando al máximo:

  • Buen inicio. Incluso antes de nacer, la salud del ser humano puede estar afectada por las decisiones de estilo de vida que tomó la madre. Varios estudios indican que si una mujer embarazada está muy estresada puede afectar la capacidad del bebé para manejar la presión en el futuro; igualmente, consumir alcohol o cigarro y llevar una dieta poco saludable durante el periodo de gestación aumenta el riesgo de enfermedades en el niño.

  • Ejercicio. Aunque tengas la sensación de que nunca hay tiempo para ponerte en movimiento, la realidad es que, si quieres, ¡puedes! Considera que más allá de la pérdida de peso, ejercitarte puede reducir los riesgos de sufrir muchas de las enfermedades comunes en México, como enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes o bien, otras menos graves pero igualmente molestas, como lesiones en la espalda o depresión.

  • Come sanamente. Una dieta saludable tiene infinidad de beneficios para tu salud. Ciertos tipos de cáncer, diabetes y el daño a las arterias pueden asociarse con los ingredientes que colocas en tu plato cada día. Si eliges opciones de alimentos más saludables, también puedes mantener tu peso bajo control.  

  • ¡Adiós al tabaco! Fumar y usar productos derivados del tabaco son hábitos letales, basta saber que se ha comprobado su relación directa con enfermedades como EPOC, cáncer de la boca, garganta y pulmón, así como las enfermedades del corazón. Mientras más pronto dejes el cigarro, más beneficios recibirás.

El peligro "oculto" de los padecimientos más frecuentes en México es que al principio no causan síntomas, de manera que el paciente comienza el tratamiento cuando la afección ha avanzado largo camino. Por eso la recomendación es tratar de prevenir las enfermedades con un estilo de vida saludable.